Equivocarse

img
Feb
03

Cuando uno está tratando de conseguir algún objetivo, uno siempre posee ideales sobre su propio juego, y en la mayoría de los casos eso es ganar. El problema con esto surge cuando uno se acostumbra a ganar o espera que siempre sea así y esto no pasa. En esta circunstancia dentro del juego uno empieza a pensar abruptamente, a jugar reactivamente y en muchos casos se inaugura el  “flameo”, y éste último es una conducta no sólo antideportiva sino pésima para el trabajo en equipo y en lugar de poder mejorar la sinergia del equipo tiende a empeorarla. Pero si lo que buscas es mejorar constantemente en lugar de flamear a todos los del equipo, tendrás que trabajar directamente con las situaciones que se te presenten día con día como Pro-player. Antes que nada tu mentalidad es muy importante, siempre trata de permanecer calmado durante tus juegos y prácticas, así estés jugando horrible o estés perdiendo de forma tan espantosa que sientes que tienes muñones, enfócate en lo que estás haciendo en ese momento y no te distraigas. Esto es de los aspectos más difíciles aún para los Pro-players y atletas de alto rendimiento, porque “tiltearse” puede resultar tan desastroso que  termina en “dropear” la partida, la final o cualquier juego competitivo, y le puede pasar eso a cualquiera si desde el comienzo a ser profesional no se trabaja en este aspecto directamente.

Pensar en el error tiene que ser una tarea de observación y crítica racional. Hay que aceptar que uno se equivoca a veces y que ganar siempre no es lo más importante (y no lo es). El error es el punto clave de la mejora, porque presupone que existe algo dentro de tu juego que puede mejorar, pero ¿Qué tan bueno eres para identificar tus errores? Como en cualquier cosa puede que al principio ni siquiera estés notando que cosas estás haciendo mal, siempre es bueno tener a un compañero que te pueda orientar y señalar este tipo de cuestiones, pero con el paso del tiempo y mucha práctica empezarás a darte cuenta por tu avance que cosas no estás haciendo bien.

Una vez identificado el error y bajo una observación minuciosa puedes empezar a trabajar en estas situaciones que sucedieron en tu siguiente partida. Si trabajas arduamente y constantemente estás al pendiente de aquello que debes mejorar, tu juego irá evolucionando acérrimamente, tus debilidades se convertirán en fortalezas y no habrá reto o situación que te sobrepase como jugador. Suena fácil, pero no lo es. El error es lo mejor que te puede pasar en una partida, y es donde la búsqueda de la grandeza se realiza siempre y cuando estés dispuesto a sacarle provecho.

Siempre que te equivoques siente la fortuna del error, acéptalo, analízalo y estúdialo. Porque un gran tropiezo para nuestros objetivos es el narcisismo que todos poseemos y que pensamos: “No puedo o debo equivocarme” No somos seres perfectos y los errores son la cuestión humana más común, y de donde pueden gestarse las más grandes ideas o descubrimientos. Porque Marie Curie sucumbió ante la muerte sobre sus propios hallazgos y la grandeza de sus logros se preservan hasta hoy en día. Trabajar el concepto que uno tiene de sí mismo, ofrece la posibilidad que el error sea la piedra angular en la posibilidad de lograr alguna proeza en nuestra existencia. ¡Equivócate cuantas veces sea necesario! Y como en todo lo que debes realizar que la pasión sea el encanto que motive tu quehacer.

  • img
    UL1BARRI Responder
    Feb 10, 2017 @ 18:14 pm

    <3